• Más de 225 000 pedidos al año
  • Más de 35 millones de imanes en stock

Imanes de ferrita

Los imanes de ferrita son fáciles de reconocer por su color gris oscuro. A diferencia de los imanes de neodimio, no necesitan revestimiento alguno, ya que son resistentes a la corrosión. En nuestra gama de productos, encontrará imanes de ferrita de estroncio (SrFe), todos ellos de magnetización axial. Los imanes de ferrita también son conocidos como imanes en bruto, imanes de ferrita dura, imanes cerámicos o imanes permanentes cerámicos. Ventajas de los imanes de ferrita:
  • Resistentes a temperaturas de entre -40 °C y 250 °C
  • Inoxidables y, por ende, ideales para exteriores
  • Asequibles
Discos magnéticos de ferrita
Hasta 100 mm de diámetro
Bloques magnéticos de ferrita
Hasta 4,1 kg de fuerza de sujeción
Aros magnéticos de ferrita
Hasta 100/60 mm de diámetro

Propiedades de los imanes de ferrita

Lo más característico de los imanes de ferrita es su color negro. Estos imanes se conocen ante todo como imanes de pizarra convencionales, los cuales se suelen encontrar en escuelas, oficinas y en el hogar. No obstante, los imanes en bruto de ferrita también se usan en la industria debido a sus propiedades. Los imanes de ferrita son ideales como imanes en bruto para procesamientos, ya que, a diferencia de los imanes de neodimio, los cuales pierden de manera permanente su magnetización a partir de 80 ºC, los de ferrita soportan temperaturas de hasta 250 ºC. Por ello, los imanes de ferrita se usan en aquellos ámbitos en los que no es importante que un imán cuente con una gran fuerza magnética, sino que sean, ante todo, resistentes. La ventaja de los imanes de ferrita es que soportan condiciones extremas durante mucho tiempo. Además, no se ven afectados por sustancias químicas, lejías y sales. Los imanes de ferrita pertenecen al grupo de los imanes permanentes.
Los imanes de ferrita son los más fabricados en todo el mundo. En su mayor parte, constan de materiales cerámicos, por lo que también son conocidos como «imanes cerámicos». Dado que su elaboración es muy económica, los imanes permanentes cerámicos se usan en productos y aplicaciones que requieren un imán permanente asequible. Entre ellos, destacan los altavoces, micrófonos, juguetes o algunos motores, bombas y filtros magnéticos.

¿En qué se diferencian las ferritas blandas de las ferritas duras?

Existen dos tipos de ferritas: las blandas y las duras. La diferencia radica en el nivel de intensidad de campo coercitivo. Las ferritas blandas cuentan con la intensidad de campo coercitivo más reducida posible, mientras que las duras presentan la mayor intensidad de campo coercitivo posible. Dicho de una manera más sencilla: este indicador muestra la capacidad que tiene un imán de conservar su magnetización cuando se ve expuesto a un campo magnético contrario. Cuanto mayor sea la cifra, mayor capacidad tendrá. Las ferritas blandas se usan en la electrotecnia, mientras que las ferritas duras se usan, p. ej., en altavoces o micrófonos.

Proceso de fabricación de imanes de ferrita

El proceso de fabricación de imanes de ferrita es complejo, ya que los materiales pasan por diferentes etapas. A continuación, encontrará una sencilla explicación del proceso de fabricación:
  1. Los materiales de partida, entre los que se encuentran compuestos de oxígeno y hierro, como el óxido de hierro (III) y la hematita, se muelen hasta formar un polvo muy fino.
  2. Este fino polvo se calienta a 1000 °C mediante calcinación; a continuación, se mezcla y se seca con agua y un aglutinante. De esta manera, la mezcla se vuelve a transformar en un polvo.
  3. Una vez que el polvo está seco, se compacta dándole la forma de un imán en bruto. En este estadio, la pieza bruta todavía no es magnética.
  4. Después, los imanes de ferrita pasan por un proceso de sinterización. Mediante este proceso, los materiales del polvo compactado se compactan o se ligan entre sí calentándolos, los que hace que el imán quede más compacto.
  5. En el siguiente paso, las piezas brutas se lijan o se pulen.
  6. Finalmente, los imanes de ferrita se magnetizan. Imagíneselo de esta manera: cada fino granito del polvo ya es en sí magnético. Sin embargo, dado que los campos magnéticos actúan en direcciones arbitrarias, no es posible concentrar el campo magnético de la pieza bruta. Así pues, el objetivo de la magnetización es que todas las fuerzas magnéticas actúen en la misma dirección. Durante la magnetización, las fuerzas magnéticas de los materiales metálicos se llevan, con ayuda de imanes externos, a la conocida como «orientación preferente». Encontrará más información sobre este proceso en nuestro Glosario A-Z sobre el magnetismo en el apartado Magnetización (en alemán). Los imanes de ferrita de nuestra tienda son anisótropos. Esto significa que los imanes se magnetizan en una dirección preferente. Obtendrá más información sobre este tema en las FAQ «¿Este imán es isótropo o anisótropo?.
  7. ».
  • Para que la magnetización no se disipe, el proceso se repite.
  • A continuación, los imanes de ferrita ya están listos para seguir procesándolos.

  • Más información

    En nuestra sección FAQ, encontrará cifras y hechos relacionados con los imanes de ferrita. En el apartado Propiedades de la ferrita, encontrará más información sobre este material, p. ej., su densidad o resistencia eléctrica. En ¿Debo comprar un imán de neodimio o un imán de ferrita?, encontrará una comparativa detallada de las ventajas y desventajas de los imanes de ferrita y de neodimio.

    Imanes de ferrita en exteriores

    Los imanes en bruto de ferrita son inoxidables, por lo que son aptos para usarlos en exteriores. Solo los recipientes en los que van insertos los imanes en recipiente de ferrita de nuestra gama de productos pueden verse afectados por una capa ligera de óxido, la cual no afecta en nada a su fuerza de sujeción. Entre los proyectos de nuestros clientes, encontrará interesantes aplicaciones con imanes de ferrita en exteriores: